1.10.08

mentiras

Un grito en la calle no es un grito.
Un grito es un grito entre la soledad de las paredes blancas.


Un amante bajo las sábanas no es un amante, un amante no entiende de cuerpos, sólo de muecas de amor.

Un perfume de violetas no es un aroma, sí, una piel que huele y eres tú, recién levantada, pequeñas gotas de sudor corriendo en la espalda.

Una risa sin raíz no es risa,
y una lágrima sin sal no es la vida.

1 comentario:

chacon dijo...

que bonico!

muaks